Durante la penúltima sesión ordinaria del año, el Concejo Deliberante -por unanimidad- repudió el reconocimiento que le realizará la Suprema Corte Bonaerense al ex intendente de la dictadura militar Julio César Casanello, quien actualmente se desempeña como Juez Civil y Comercial de Quilmes.

Con debates muy acalorados y que no llegan a nada, el HCD trató los proyectos enviados de las comisiones legislativas, y una serie de pedidos al ejecutivo vinculados a saneamiento, asistencia al deporte amateur, a los afectados por el último temporal y la confección de un protocolo en materia de violencia de género dentro del palacio municipal. En extraordinaria, el cuerpo aprobó el listado de vecinos inscriptos como Mayores Contribuyentes, quienes participarán de la sanción de la Ordenanza Fiscal y Tributaria que determinará monto de tasas y multas para el año próximo en oportunidad de celebrarse la Asamblea de Mayores Contribuyentes.

Durante el encuentro se aprobó un convenio con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación que permitirá a los registros de la propiedad automotor de Quilmes ser agentes de cobro de multas, situación que reducirá trámites para los vecinos. También el suscripto con la Asociación Civil Ingeniería Sin Fronteras. “Es especialmente importante ese instrumento ya que la idea es que la obra pública consolide los mejores stándares de inclusión y tendremos con estos profesionales el mejor asesoramiento”, explicó el presidente del cuerpo Juan Bernasconi. En materia de obra pública, también quedó sancionado el convenio de ampliación de financiamiento para las redes pluviales y estación de bombeo de Villa Alcira. Sobre tablas, el Concejo avanzó sancionando otro que permitirá financiamiento y cooperación para la construcción de un “Hogar de Protección Integral”; así como el beneplácito por la tercera marcha por el orgullo LGBTIQ+Quilmes; la maratón de la escuela Miguel Cané.

Al tomar la palabra los concejales, y tras varias idas y vueltas, se solicitó al Ejecutivo municipal que se expli-que qué obras están previstas realizarse para contener inundaciones en el distrito, cuáles son y en qué zonas se efectuarán.

También volvieron a insistir sobre la habilitación de las canchas de fútbol ubicadas dentro del Carrefour de avenida La Plata y Pelegrini. Y se reclamó la realización de operativos fijos por el plazo de 15 días en las zonas de inundadas por el fuerte temporal que azotó a la ciudad el pasado fin de semana.

Por último, se solicitó al Ejecutivo la conformación de un protocolo para actuar en casos de violencia de género ante denuncias que afecten a funcionarios y concejales de la ciudad. Hecho que llevó a tomar la palabra al edil José Migliaccio y marcar su situación (Ver nota aparte).

En extraordinaria, el cuerpo aprobó el listado de vecinos inscriptos como Mayores Contribuyentes, quienes participarán de la sanción de la Ordenanza Fiscal y Tributaria que determinará monto de tasas y multas para el año próximo en oportunidad de celebrarse la Asamblea de Mayores Contribuyentes.

Preparan el escrache al ex intendente de la Dictadura

Todo está previsto que en la ceremonia que la Suprema Corte de Justicia Bonaerense realizará para homenajear al ex Intendente de la última dictadura militar, Julio Casanello, integrantes del Colectivo Quilmes Memoria, Verdad y Justicia, junto a la Asociación Judicial Bonaerense, repudien el accionar del actual Juez.   Este jueves 15, a las 11.30, los integrantes del Colectivo Quilmes Memoria, Verdad y Justicia, junto a la Asociación Judicial Bonaerense, se movilizan a la sede de los Tribunales Penales de Quilmes, lugar donde se realizará la entrega de medalla a quien fuera cómplice de la dictadura militar durante su intendencia.

Cassanello fue Intendente de Quilmes entre 1979 y 1982, el  momento más oscuro del proceso militar, tras ser designado por decreto del Poder Ejecutivo, con la firma del general de brigada y gobernador de facto Ibérico Manuel Saint Jean.

En 2008, trascendió su complicidad con la dictadura militar, lo que originó su renuncia al Comité Olímpico Argentino (COA), que presidía desde 2005. En 2011 la Asociación Judicial Bonaerense de Quilmes, junto a organismos de Derechos Humanos, inició un pedido de jury contra Cassanello , por lo que Cassanello anunció su intención de jubilarse para bajar las aguas, volviendo a engañar a la comunidad siguió en su cargo.