El Defensor del Pueblo de Avellaneda, Daniel García, solicita» se revise el contrato de Concesión de Servicio mediante el cual ENEL Argentina, a través de su prestataria, EDESUR S.A. brinda suministro eléctrico a los vecinos de Avellaneda».

Daniel García fundamenta su pedido en la cantidad de usuarios que, al empezar los días de calor intenso, no cuentan con suministro eléctrico y la falta de respuesta de la Empresa ante sus reclamos.

Garcia sostuvo que «Edesur SA no es una empresa que brinde energía sustentable, como pretende hacerlo ver. La energía sustentable se evidencia a través de inversiones y si éstas hubiesen existido hoy TODOS los usuarios de Avellaneda, contarían con energía eléctrica».

«Este no es el caso. NO HAY ENERGIA SUSTENTABLE. Hay reclamos de vecinos de Wilde, de Gerli, Sarandí, y de otros puntos de la Ciudad a los que la Empresa no les da respuesta. Una vez más llega el verano, los días de calor, las fiestas de fin de año y cientos de vecinos no cuentan con servicio eléctrico y deben esperar días para que se escuchen sus pedidos».

El Ombudsman manifestó también «que en épocas como las que vivimos, resulta inhumano que haya ciudadanos que no cuenten con servicio eléctrico por la irresponsabilidad de la Empresa al no hacer sus inversiones. Para Edesur sòlo somos un número. Ellos solo pretenden cobrar un servicio, que resulta caro para la mala calidad que brindan y llenar sus arcas sin importar las necesidades de los niños, adultos mayores, los insulinodependientes, los discapacitados, los enfermos, los postrados. Y así podemos relatar muchísimos casos. Si el sistema eléctrico no resiste temperaturas de 27°, que nos aguarda cuando la misma supere los 38°?».

«El contrato de concesión de servicio ya quedó obsoleto y todavía tiene una vigencia de 60 años más», añadió Garcìa, «¿los vecinos de Avellaneda tendrán que padecer tanto tiempo más el mal servicio brindado?».