El Defensor del Pueblo de Avellaneda, Daniel García, conforme a los innumerables reclamos recibidos en la dependencia a su cargo, reclama la urgente necesidad de ejercer control sobre los pedidos de falta de energía de los usuarios. No solo pide restituir el suministro a los usuarios, sino que también advierte que se ejerza control por parte del jefe de la unidad operativa de Avellaneda.

Daniel García expone que, en reiteradas ocasiones, las cuadrillas que envía la empresa para las reparaciones, dan como “reparación efectuada” y/o “cliente con suministro” y en realidad nunca se efectuó trabajo alguno, por lo tanto, nos preguntamos qué pasa con los materiales que dicen haber utilizado para esas reparaciones que nunca fueron realizadas, ¿Quién las paga? ¿Quién las cobra?".

García entiende que se debe efectuar un trabajo más eficaz, de control, por parte del jefe de la Unidad Operativa de Avellaneda, quien tiene la obligación de cerciorar que los trabajos realizados por las cuadrillas se hayan cumplido, como estas dicen haberlo hecho.

También se explayó con amplitud sobre el mal servicio que ofrece la empresa en Avellaneda. Es aquí donde el Defensor del Pueblo expone el mal desempeño del jefe de la ya mencionada Unidad Operativa de Avellaneda en el control que este debería hacer para asegurar que el trabajo que dicen haber realizado las cuadrilla se haya hecho, y los usuarios tengan el servicio por el cual pagan.

Por ultimo Daniel García expreso que no se puede concebir la falta de atención y el mal trato de esta empresa con los usuarios, mostrando una vez más la falta de interés sobre la ciudadanía y mostrando su eficacia solamente para subir tarifas, esto así no puede