Varios consejeros escolares quilmeños realizaron el pasado viernes una fiesta en la sede del cuerpo deliberativo sito en la calle Andrés Baranda, donde se los veía bailando y celebrando. Esto circuló en guasap como reguero de pólvora, y huboera pasado desapercibido sino fuera por el año y medio sin escuelas funcionando.

Dicen testigos que la aLegría se debió a que la presidente del cuerpo, Susana Brardinelli, los consejeros Laura Leonardi y Gustavo Lappano, junto a algunos empleados del Consejo y otras personas celebraban el pedido de licencia de la Turca Leonardi, quien irà a Educación, siendo reemplazada por Lappano.

Numerosos mensajes críticos en whatsapp provocó la difusión del material en cuestión.