El Presidente Alberto Fernández entregó la vivienda número 20 mil construida en su gestión y presenta el Plan Hábitat Integral, que permite la urbanización y la capacitación laboral para vecinos de Isla Maciel. Acto del que participó la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el gobernador Axel Kicillof, el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, el diputado nacional Máximo Kirchner, el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, entre otros.

Al tomar la palabra el Presidente, y tras aclarar que dentro del Frente de Todos hay diferentes “matices” entre sus integrantes, señaló que ninguno “tiene vergüenza de ser parte”.

“Yo veo otros candidatos bonaerenses que empiezan su campaña diciendo: ‘Yo no estuve en el gobierno de Macri’. Qué impactante. Es el candidato de los que votan a Macri y empieza recordándoles que no tiene nada que ver en él”, dijo Alberto Fernández sin nombrar a Facundo Manes.

En la misma sintonía destacó que “los que sí estuvieron en el gobierno de Macri (en referencia a la ex gobernadora María Eugenia Vidal) cruzaron la General Paz rápidamente para que se olviden lo que hizo en la provincia”.

E ironizó: “Los que vienen de la Ciudad (por Diego Santilli) a pretender ser candidatos están haciendo un curso rapidísimo para aprender de qué se trata la Provincia”.

“Yo aprendí con Néstor a no claudicar con los poderosos, a plantarnos más firme, a no arrodillarnos”, arengó, y dijo que no lo importa si dicen que es peronista o kirchnerista “porque es lo mismo”.

Finalmente, le pidió “al pueblo” que si encuentra una medida que los haya perjudicado “se lo digan”. “Yo tengo la tranquilidad de que dejé todo de mi, y que los dos años que faltan voy a poner todo para que la Argentina salga adelante”, concluyó.

A su turno, Kicillof recordó que la semana pasada también participó de un acto para inaugurar obras que no habían sido concluidas por la gestión de María Eugenia Vidal. “Estamos acá y parece un calco. Eran obras terminadas o bien avanzadas que se dejaron como esqueleto, como ruinas. Universidades, hospitales, viviendas”, dijo.

A su turno, Massa se sumó al recuerdo del pasado y señaló que durante la gestión Macri se pararon “más de 100 mil viviendas” y que, al llegar al Poder Ejecutivo, tuvieron que resolver el inicio de esos contratos. “A pesar de que la oposición no nos acompañó, pudimos hacer ley para reinciar las 100 mil viviendas. Estamos a menos de un mes de elegir qué Congreso vamos a tener a partir de diciembre”.

El presidente de la Cámara de Diputados indicó que en las próximas elecciones “se vota si priorizamos las obras y el desarrollo argentino o el pago de deuda. Estamos pidiendo el apoyo no a un presidente, sino a un proyecto de país. No volvamos para atrás, siempre para adelante, en septiembre y noviembre votemos para adelante”.