En el Centro de Jubilados Gerli Oeste, el intendente de Lanús, Néstor Grindetti y el jefe de Gabinete, Diego Kravetz, se reunieron con abuelos del distrito en el marco del lanzamiento del plan cuyo objetivo es que el total de la población de la tercera edad cuente con un botón antipánico.

El jefe comunal expresó su preocupación por el incremento de hechos delictivos cometidos contra la población de adultos mayores, sobre todo en materia de entraderas a sus domicilios. "Esta es una manera de estar cerca del pueblo. Cuando uno vive una situación así (de delito) lo que más necesita es quién lo contenga, acompañe y ayude. Y ese es el rol que queremos adoptar" destacó Grindetti.

Los números registrados no hacen más que poner énfasis en este tema. En Lanús, en el último semestre, según el Gabinete de Análisis y Planificación se registraron más de 190 ingresos en finca (entraderas) de los cuales el 80 por ciento fueron víctimas abuelos y abuelas.

En la actualidad de los 9 mil botones que el Municipio lleva instalados, unos 2 mil corresponden a adultos mayores.

Por su parte, Diego Kravetz quien además se desempeña como responsable de Seguridad en el distrito, adelantó que en los próximos días presentarán un proyecto de ley en el Congreso Nacional para solicitar "que sea modificado el código penal y que los delitos cometidos contra mayores de 65 años consideren esa condición como un agravante."

"En el último tiempo nos encontramos con muchos 'abuelitos' que han sido víctimas de estos cacos que aprovechan su vulnerabilidad para robarles, por lo cual la Justicia debe aplicar penas más duras para esta clase de delincuentes" argumentó Kravetz.

Desde el Municipio informan que todos aquellos adultos mayores que quieren obtener su botón antipánico, se pueden comunicar al 4357-5100 (interno 7720/7721), enviar un mail a solicitud.antipanicos.lanus@gmail.com o acercarse al Centro de Monitoreo de Lanús (Hipólito Yrigoyen 3863).