Este 6 de diciembre abrió en Quilmes el "Museo Móvil: De Ana Frank a nuestro días. Jóvenes protagonistas”, promovido por el Centro Ana Frank Argentina. Se trata de una réplica adaptada del Museo Ana Frank Argentina ubicado en Superí 2647, creado en colaboración con el Ministerio de Educación de la Nación y el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET).

El mismo cuenta con 4 exposiciones: una recreación escenográfica del escondite donde la jóven escritora vivió durante 2 años, la línea de tiempo “Ana Frank una historia vigente.”, paneles sobre “Prevención de genocidios y dictaduras” y la muestra “Jóvenes que construyen y transforman su presente.” El trailer está ubicado en Rivadavia y Sarmiento. Permanecerá abierto de 9 a 19 hs, y se podrá visitar entre el 6 y el 12 de diciembre. Para hacer una visita guiada, es necesario comunicarse con el número 11-2296-8656
Luego de pasar por Florencio Varela, Tecnópolis, y Quilmes, el Museo Móvil iniciará una itinerancia por Argentina, llevando los contenidos del Museo Ana Frank a jóvenes, docentes y familias de todo el país. En cada localidad, se  organizará una capacitación para adolescentes voluntarios que deseen ser guías de la muestra durante el tiempo que la misma permanezca en el sitio.
Con respecto a la importancia del proyecto, Hector Shalom, director del Centro explicó: “La difusión del legado de Ana Frank es un gran desafío. Nuestro objetivo es llegar a todos los rincones del país.” Luego, agregó: “El museo móvil busca transmitir la historia de Ana Frank, pero también desarrolla contenidos relacionados con la prevención de dictaduras y genocidios en América Latina, y la responsabilidad para construir una democracia más sólida. Además, hay una serie de contenidos vinculados con los jóvenes como sujetos de derecho, y temas relacionados con la identidad, la discriminación y la justicia”.
Acerca del Centro Ana Frank
El Centro Ana Frank Argentina (CAFA) abrió sus puertas en 2009 con el objetivo de salvaguardar la memoria de Ana Frank, aquella niña judía que fue víctima del genocidio más emblemático en la historia de la humanidad. A su vez,  busca difundir en nuestro país su ejemplo de vida como legado, que va mucho más allá de su famoso diario, y de generar permanentemente conciencia sobre todos aquellos delitos de lesa humanidad, violencia y discriminación en nuestros días. Este año, el edificio del Centro Ana Frank fue declarado sitio de interés cultural por la Legislatura de la
Ciudad de Buenos Aires.