“Conozco el peso mediático. Tenemos la Vicaría de Trata de Personas, y nos pareció imposible de imaginar. Oscuro. Ojalá se haga Justicia, no solamente en este caso: hablo de los prostíbulos, prostitución de menores, que parece cosa de otro siglo y nos damos cuenta que está metido en la terrible enfermedad machista que vive la cultura”, le respondió a este me-dio el nuevo Obispo de Avellaneda-Lanús, en una extensa entrevista que aparece en las páginas 11 y 12.