El Defensor del Pueblo, Daniel García, celebró el convenio suscripto entre ENACON y la Municipalidad de Avellaneda, convenio con el cual 37 barrios y 49.000 vecinas y vecinos tendrán internet.
Al mismo tiempo, García analizó el desempeño de las empresas oligopólicas "que ejercen el poder real, ese del que tanto hablamos y lo usan en desmedro de nuestro pueblo, sobre todo de nuestros mayores, dejándolos sin telefonía fija. Ellos son los dueños y por lo tanto determinaron que el teléfono fijo es prescindible, teniendo en cuenta el avance en las comunicaciones y dejando afuera a todos aquellos que no llegaron a incorporarse a esa avanzada. Por lo tanto, hay una generación fuera del sistema gracias a estos monopolios todopoderoso"s.
El Ombudsman de Avellaneda sostuvo que se debe garantizar el servicio de telefonía fija para todas aquellas personas mayores que no pueden y no saben usar un celular y dependen de un teléfono fijo. Hay que recordar que el poder ejecutivo señalo a estos servicios como esenciales pero los monopolios de las telecomunicaciones amparados por la Corte Suprema de Justicia desestimaron aquel decreto.
"Estamos en una situación desesperante con nuestros mayores, y es aquí donde debería intervenir el estado para no quedar indefensos y a merced de estos oligopolios. Entendamos que nuestros mayores usan ese servicio tanto para estar en contacto con sus seres queridos como para pedir un médico, comprar un medicamento o conseguir un turno en un hospital".
Por último, García informó sobre la gran cantidad de reclamos que recibe la Defensoria a su cargo, y la lucha desigual que se lleva a cabo, porque más allá del trabajo que están realizando no lo acompañan desde los entes de control. Ellos son quienes deberían garantizar el servicio a todos aquellos que lo necesiten porque esto es una necesidad y donde hay una necesidad hay un derecho por más que no le guste al vicepresidente de la Corte Suprema Carlos Rosenkrantz.