La periodista Andrea Frade volvió a dar otro giro. Ahora se alejó de su amiga y ahora ex jefa política, la edil Raquel Coldani. La decisión, aseguran, se produjo por diferencias políticas, ya que Frade vuelve a las filas que conduce el diputado provincial Fernando el “petiso” Pérez Gresia para manejarle la prensa. Algo que venía haciendo -con el aval de su amigo Mario Sahagún- hasta que Coldani la cobijó en el Concejo Deliberante, tras su frustrado paso por la Dirección de Prensa de Martiniano Molina en su primer etapa.