Por primera vez en décadas, el oficialismo del sindicato docente mayoritario en Quilmes pone en serio riesgo la seccional. La conducción actual, histórica, irá a las urnas separada en dos listas que a su vez competirán con el Frente de Unidad Docente.

A medida que pasan los días, la elección del próximo 11 de mayo genera más y más expectativa. Es que si bien la actual Secretaria General Débora Procaccini va por su reelección, lo hace esto vez sin el apoyo de la multicolor, es decir, el conjunto de agrupaciones de la izquierda que, luego de años de acompañarla en unidad, competirá por separado y con lista propia.

Desde que en 2019 y tras la conformación del Frente de Todos, el PTP selló su incorporación al espacio de gobierno de Alberto Fernández, era de esperarse que ese movimiento tuviera consecuencias directas en la interna sindical docente.

Es que la oposición provincial a Roberto Baradel (y el frente Celeste - Violeta) había confluido desde 2013 en la multicolor, lista que aglutina al conjunto de las agrupaciones de izquierda, que políticamente abrevaban en el FIT.

En el ámbito provincial la multicolor lleva nuevamente como cabeza hacia el sindicato a la diputada nacional de la izquierda, a la matancera, Romina del Plá.

En tanto que la Azul y Blanca estructuró un tercera nómina, donde la mencionada Procaccini es candidata en segundo término. La lista, casi testimonial, es tan poco competitiva que ni siquiera la mencionan desde el propio espacio. En tal sentido, no habrá para Procaccini tracción por arriba de la boleta local.

La novedad es que ese quiebre también hizo ruido en Quilmes, una de las dos seccionales docentes que quedan en manos del PTP - CCC. Graciela Monje, actual secretaria de Salud del Suteba Quilmes, será quien reemplace a Procaccini al frente de la lista multicolor. Comparten conducción pero esta vez se enfrentaran entre sí.

"Nosotros seguimos siendo independientes de todos los gobiernos, quienes cambiaron en todo caso fueron los que ahora se sumaron a apoyar a Alberto Fernández" expresaron cerca de Monje.

No está escrito, pero cálculos simples indican que esa división va a repartir entre dos listas lo que hasta aquí era el total de voto oficialista en Quilmes. Por lo tanto, podría verse beneficiado el armado Celeste - Violeta que aquí corre con el sello de Frente de Unidad Docente (FUD) sumando a la agrupación Naranja y la Granate. La lista del FUD la encabeza Fabiana Pérez Valdez.

"Aspiramos a un sindicato que recupere los niveles de participación perdidos en los últimos años, que esté en las escuelas atendiendo la demandas docentes, defendiendo la escuela pública" dijo Pérez Valdez.

Procaccini por su parte buscará su reelección acompañada de la agrupación Bordó de Pablo Insua, quien en 2020 fue despedido del gobierno municipal donde era subsecretario, a raíz de denuncias de una trabajadora municipal.