Trascendió que la empresa concesionaria de los peajes en la Autopista Buenos Aires-La Plata y en las rutas bonaerenses, AUBASA, le solicitará al gobierno de Axel Kicillof la actualización de la tarifa básica, luego de un congelamiento desde abril de 2019. Trascendió que buscará un incremento del 28% por período sin actualizar, por lo que el aumento girará en torno al 55%.
AUBASA es una concesión del Gobierno bonaerense, y administra las autovías Buenos Aires – La Plata; Ruta 2; Ruta 11; Ruta 63; Ruta 56 y Ruta 74. En las mismas, mantiene el cobro de los peajes Dock Sud, Hudson y accesos (Buenos Aires – La Plata); Samborombón y Maipú (ruta 2); La Huella y Mar Chiquita (ruta 11); y General Madariaga (ruta 74).
Para la autopista Buenos Aires La Plata cada peaje para un vehículo particular es de $33 en horario normal y de $42 en horario pico, mientras que en los peajes de la Ruta 2 y La Huella el costo por circular asciende a $120 en cada cabina. El peaje de Mar Chiquita, en tanto, cuesta $57 y el de General Madariaga, $53.
Actualmente, para ir en automóvil desde Capital Federal a Mar del Plata, hay que pagar $324 entre los cuatro peajes en horario pico, $306 si se evita el mismo; Entre $324 y $306 si el destino es alguna de las localidades de La Costa; $381 o $363 para llegar a Pinamar y Villa Gesell; y hasta $434 para llegar por ruta 11 a Mar Chiquita y Santa Clara del Mar.
Los nuevos costos, si se aprueba el 55% de aumento, serían de $502,20 o $474,30 para llegar a Mar del Plata; $672,70 o $644,80 para Mar Chiquita y Santa Clara; $590,55 o $562,65 hasta Pinamar y Villa Gesell; y $502,20 o $474,30 a las localidades de La Costa. Hay que tener en cuenta, además, que estos precios serán sólo de ida. Ida y vuelta hay que duplicarlos.
Los aumentos no se concretarían en diciembre, ya que los tiempos entre la solicitud al Ministerio de Infraestructura y el desarrollo de las audiencias públicas lo impedirían.