Tras años de ser la única estación que había quedado sin elevarse, el Ministerio de Transporte de la Nación llamó a licitación para la renovación de la estación Darío Santillán y Maximiliano Kosteki (ex Avellaneda). Obra que incluye la elevación definitiva de sus andenes 1 y 2.

La obra comprende la elevación definitiva de los citados andenes 1 y 2, la restauración de los refugios en los cuatro andenes, la instalación de nuevas luminarias LED, la renovación de salas operativas, nuevos sistemas contra incendio, de audio y de seguridad, así como la implantación de un nuevo cerramiento perimetral en los andenes 1 y 4, complementario al recientemente licitado por SOFSE. A su vez, para mejorar la accesibilidad, se instalarán tres nuevos ascensores.

Asimismo, se planea la rehabilitación del segundo acceso de la estación que da hacia la calle Mariano Ferreyra, donde se edificará una boletería y se instalarán molinetes.

El hall principal -que da hacia la Av. Hipólito Yrigoyen- y el túnel bajo los andenes serán íntegramente restaurados. Se colocarán nuevos solados, se repararán los cielorrasos, paredes y aberturas y se colocarán nuevas luminarias y cámaras de seguridad.

De acuerdo con documentos oficiales, está previsto que estas refacciones se ejecuten con “la mayor atención” debido a los “hechos sociopolíticos sensibles” que evoca el nombre de la estación y que tuvieron lugar en ella; esto es, el asesinato de Darío Santillán y Maximilano Kosteki por parte de efectivos de la Policía Bonaerense en el vestíbulo de la estación, en julio de 2002. En este sentido, se prevé realizar “un relevamiento exhaustivo de expresiones artísticas existentes” en el vestíbulo y túnel -que recuerdan el trágico hecho-, “procurando su no afectación durante la obra” (ver detalle en los archivos debajo).

A su vez, se prevé realizar varias obras de mejoramiento de los accesos y el entorno. Se renovarán las veredas en mal estado, se adecuarán las rampas y sendas

peatonales en los cruces y se instalarán nuevos refugios para parada de taxis y colectivos. Se construirán o se repararán nuevas veredas sobre la Av. Hipólito Yrigoyen y las calles Mariano Ferreyra y Obreros de la Negra. El espacio verde ubicado sobre esta última, lindante con la estación, será reconvertido en un parque lineal.

En tanto, se prevé generar una nueva plaza seca de acceso a la estación desde la Av. Hipólito Yrigoyen reaprovechando un sector en desuso ubicado en el lateral del edificio principal de la estación.

Los andenes provisorios de la estación Santillán y Kosteki fueron instalados en mayo de 2015, de cara a la puesta en marcha de las formaciones CSR. La reforma de la estación había sido licitada originalmente en el segundo semestre de 2016, con conjunto con el resto de las estaciones del Roca. Los trabajos fueron adjudicados a mediados de 2017, pero en marzo de 2018 el contrato de la constructora que tenía a su cargo las obras de la citada estación fue rescindido por incumplimientos. Si bien estaba previsto que los trabajos volvieran a licitarse, eso no ocurrió, quedando la obra paralizada hasta la actualidad. La constructora interpuso un recurso de apelación, pero fue desestimado por el gobierno en julio del año pasado.

El proyecto fue retomado luego de que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobara meses atrás -a solicitud del gobierno- un financiamiento adicional por 130 millones de dólares para terminar con las obras remanentes del proyecto de modernización de la línea Roca.