En estos momentos los ocupas avanzan sobre el predio en el que se iba a construir una plaza comunitaria, y en el que en las últimas semanas se evaluaba la edificación de nuevas viviendas.

Pese a las numerosas quejas vecinales que iniciaron con el fin de la gestión de Martiniano Molina, las respuestas concretas siguen sin llegar. La controvertida toma de tierras en el barrio Santo Domingo de Bernal Oeste sigue expandiéndose sobre el predio municipal, donde en principio se iba a construir una plaza comunitaria.

Ahora, unas doce personas edifican precarias casillas sobre la intersección de Pilcomayo Bis y Manzana 4. Toma que se suma a la ya concretada sobre las calles apropias Pilcomayo bis y Fleming bis.

Estos, fueron los originarios de la ocupación ilegal que hace casi un año se instalaron en la zona, con conexiones ilegales a la red de agua potable y cloaca.

Estos hechos vuelven a recalentar el enojo de la comunidad que le exige a la Justicia que de una vez por todas ordene el desalojo y dignifique nuevamente al barrio que se organizaba con sus calles trazadas, demarcadas, y sus manzanas bien organizadas.

Ante este nuevo avance, la Policía de la Comisaría Séptima fue avisada, y al momento no hay presencia policial.