La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, recorrió varias zonas de Don Bosco, donde charló con vecinos, visitó un vivero y una panadería, entre otros comercios, y supervisó los trabajos de poda correctiva que se realizaron en el lugar.

“Estuvimos en Don Bosco para charlar con comerciantes y vecinos sobre las políticas que estamos impulsando y escuchar las propuestas que nos presentaron para seguir mejorando el barrio. En este marco, supervisamos los trabajos de poda responsable que estamos haciendo en nuestra ciudad para prevenir accidentes, despejar las luminarias y el cableado de la vía pública”, afirmó Mayra.

En este marco, la Jefa comunal, acompañada por la diputada provincial Berenice Latorre, los funcionarios Eva Mieri y Julián Bellido, y la concejala Nair Abad, habló con los comerciantes del vivero ubicado en calle 264, entre Bardi y Los Tilos; las dueñas de una panadería de Los Tilos y calle 264, luego visitó la casa de los vecinos, Marta y Pablo, en la calle 203 y una fiambrería en Los Tilos e Illia.

Mayra conversó sobre los trabajos de poda y mantenimiento que lleva adelante el Municipio, el programa Alerta Quilmes, la gestión ambiental y la importancia de estos encuentros para la comunicación y participación de la comunidad.

Luego se trasladó a las calles Ciudadela y Rivadavia donde las cuadrillas municipales efectuaron tareas de poda correctiva y conversó con familias de la zona de Illia y Backmas.

En una primera instancia los trabajos de poda se harán en la zona Este del distrito, ya que el Municipio puso a disposición las herramientas del Estado para garantizar que las luminarias estén despejadas y que la poda sea acompañada con la limpieza. Allí se trabajó con camiones y máquinas que cortan las ramas, una chipeadora que va reduciendo las ramas cortadas y un importante grupo de trabajadores y trabajadoras que fueron limpiando la zona.