Tras conocerse la designación del Obispo Auxiliar de Quilmes, Marcelo “Maxi” Margni, al frente de la diócesis de Avellaneda-Lanús, trascendió que máximo en dos meses podría asumir sus nuevas funciones. Por lo que en Quilmes-Berazategui-Florencio Varela, ya comenzaban a pensar en la celebración que se le rendirá.