Se inauguró la primera Escuela Municipal de Vela. Acto que estuvo encabezado por el intendente Martiniano Molina, el presidente del Club Náutico, Pablo Ferrari; el director de la carrera de Arquitectura Naval de la Universidad Nacional de Quilmes, Jorge Pérez Patiño; y al campeón olímpico,  Santiago Lange.

“Es con esfuerzo y trabajo en equipo que podemos lograr las cosas”, afirmó el Intendente luego de calificar de histórica la iniciativa concretada. Y agregó: “La vela es un deporte sumamente educativo para nuestra sociedad. Ojalá que sea el inicio de muchas escuelas de este tipo en el país”.

Por último, el director de la carrera de Arquitectura Naval de la Universidad Nacional de Quilmes, Jorge Pérez Patiño, detalló que desde la Universidad “trabajaremos en contenidos que no solo sean náuticos, sino también le sumaremos cuestiones de geografía y demás ejes”.

La escuela, que ya cuenta con 40 alumnos  de diferentes colegios públicos de la zona de la Ribera, ofrece de manera gratuita la posibilidad de aprender aspectos teóricos y prácticos de la navegación; y, al mismo tiempo, brinda contención y transmite  valores como el esfuerzo y la solidaridad.

El Club Náutico pondrá a disposición sus instalaciones, flota de veleros Optimist y logística para el desarrollo del curso. En tanto que la Universidad de Quilmes se encargará de proveer los servicios educativos, el diseño curricular y pedagógico, bibliografía, dirección docente, dictado de clases y evaluación. Además, la casa de altos estudios hará posible la participación  de los estudiantes de Arquitectura Naval para la reparación y mantenimiento de las embarcaciones.

Por su parte, el Municipio facilitará módulos de contenedores móviles que funcionarán como aulas y vestuarios, un gomón de apoyo con personal de Defensa Civil y los profesores de natación de la Subsecretaría de Deportes y Turismo.