El Concejo Deliberante dio otro paso para dar finalmente tratamiento a la Ordenanza Fiscal y Tributaria 2019. Con voto mayoritario afirmativo la sesión Preparatoria y el próximo 20, se convocará Asamblea de Mayores Contribuyentes.
Tras el debate, se opusieron a la sanción de la norma los bloques de Unidad Ciudadana, Unidad Ciudadana-Juntos por Quilmes, y Polo Social, fundamentaron su negatividad al afirmar que la inflación fue superior a la recomposición salarial. Mientras que, por la afirmativa, se expresaron los bloques de Cambiemos, UCR, Frente Renovador y Propuesta Quilmeña. El bloque Gen-Progresista, no estuvo presente.
Juan Bernasconi, presidente del Cuerpo, ratificó la fecha del 20 para llamar a los vecinos Mayores Contribuyentes y ratificó “Una sanción que permitirá contar con una herramienta que es fundamental para el funcionamiento del Municipio. Entendemos que el aumento del 38% que recibirán los vecinos en sus tasas permite un equilibrio financiero que hará posible continuar con las obras que son para todos y el pago de salarios y a proveedores en tiempo y forma como hasta ahora”.
Tras resaltar que el incremento será del 38%, Bernasconi aseguró que una vez sancionada la Fiscal y Tributaria, una semana después se tratará el presupuesto 2019. “Se sabe que si no se hace el ajuste en las Tasas no se podrá mantener los servicios y pagar sueldos. La inflación es del 50%”.
“La oposición hace un planteo político”, finalizó.