El Intendente Jorge Ferraresi visitó el barrio “La Saladita” de la localidad de Sarandí. Allí participó junto a cientos de vecinos del nombramiento de dos calles, los pasajes René Favaloro y Néstor Kirchner, y estuvo en el Centro de Jubilados y Pensionados “La Saladita” que recibió una ayuda económica del municipio para que comiencen a reacondicionar la institución.

Los nombres de dichas calles fueron elegidos por los propios vecinos y vecinas a través de las asambleas vecinales del programa comunal “Gobierno Participativo”. En el lugar también se llevó a cabo la reconversión del alumbrado público a tecnología LED que permite una mejor iluminación y un mayor ahorro energético.

“Vamos a seguir trabajando en el barrio, en sus calles; en el club y sus escuelas, para que todos tengan las mejores instalaciones”, destacó el jefe comunal en diálogo con los vecinos.

Al referirse a la ayuda económica que se entregó en el Centro de Jubilados, Ferraresi afirmó que “en estos espacios existe mucha solidaridad y trabajo, por eso siempre estamos apoyándolos para que tengan las mejores condiciones y más en estos tiempos de crisis”.

Los abuelos del Centro de Jubilados y Pensionados “La Saladita” recibieron un subsidio de 91.898 pesos. Dinero que será destinado para realizar trabajos de remodelación en la sede del Centro.