Una nueva jornada del programa "Playas Limpias" en la costa de la ribera quilmeña se realizó durante el fin de semana. Encuentro que estuvo encabezado por la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, y que se extendió desde la avenida Otamendi hasta el Pejerrey y del que participaron más de 50 vecinos, integrantes de cooperativas de recuperación de residuos y separación en origen, funcionarios.

"Queremos que nuestra comunidad pueda disfrutar de la costa ribereña y por eso estamos promoviendo estas jornadas para cuidar el ambiente y mantener un Quilmes limpio. Gracias a quienes participaron. Sigamos trabajando unidos para tener el Quilmes que nos merecemos", manifestó Mayra, quien estuvo acompañada por los secretarios del GIRSU (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos) y de Ambiente y Desarrollo Sostenible locales, Roberto Gaudio y Eva Mieri respectivamente.

En referencia al programa, Mieri explicó: "Muchísimos vecinos, vecinas, funcionarios, funcionarias, voluntarios y voluntarias se suman a limpiar la costa ribereña. No solo a limpiarla para que la puedan aprovechar quienes vienen a disfrutar de nuestra costa, sino también a concientizar sobre el cuidado del ambiente y de la separación de los residuos. Siempre decimos que con el Estado solo no alcanza, el cuidado de la casa común no tiene que ver con una mirada futurista, sino con el presente y es muy importante que todos los vecinos y vecinas se comprometan".

La Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sostenible además anunció la creación de un voluntariado ambientalista, con el fin que aquellos interesados e interesadas que quieran sumarse al programa y a futuras propuestas que tengan una perspectiva ambiental y social, puedan hacerlo a través del número 11-7121-9029.

Playas Limpias es impulsado conjuntamente entre el GIRSU y el área de Ambiente y Desarrollo Sostenible, con la colaboración de la Base Operativa de La Ribera. Tiene como objetivo principal sensibilizar a la comunidad sobre la importancia del cuidado ambiental a partir de acciones concretas que contribuyan al mantenimiento y la preservación de la costa ribereña y sus playas.

La actividad comenzó a las 9 con un importante despliegue de los trabajadores y la maquinaria pesada sobre la costa. Más de 50 voluntarios, voluntarias, empleados y empleadas municipales, cooperativistas, vecinos, vecinas, funcionarios y funcionarias hicieron la recolección manual diferenciada en bolsas. Para realizar las tareas de limpieza se utilizaron palas, rastrillos, carros, bolsones, guantes, un tractor, una retroexcavadora y camiones volcadores.