El candidato a diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires por el Frente de Izquierda Unidad, Nicolás del Caño, visitó este sábado el municipio de Lomas de Zamora, uno de los distritos más importantes del conurbano y donde el FITU realizó una muy buena elección. Allí estuvo dialogando con vecinas y vecinos, junto a otras y otros candidatos de esa fuerza como Romina del Pla, Juan Carlos Giordano, Alejandro Bodart y las candidatas locales de Lomas de Zamora como Paula Canalis, Carolina González Masad y Sofía Salce de Lanús. Fue el lanzamiento de la campaña en la Tercera Sección electoral.

Del Caño destacó el desafío del Frente de Izquierda hacia las generales al señalar que «en esta etapa de la campaña queremos consolidar a la izquierda como la tercera fuerza nacional, alternativa al gobierno y a la oposición de derecha, no sólo convocando a quienes votaron en las PASO a otras expresiones de izquierda, sino también a quienes no fueron a votar, para convertir esa decepción en lucha por sus derechos». Y agregó: «el Gobierno está tratando de poner parches de último momento para revertir su derrota, pero sin cambiar lo esencial de su orientación que es llegar a un acuerdo con el FMI que significará más ajuste y miseria. Hace sólo dos días, mientras el INDEC informaba las escalofriantes cifras de pobreza e indigencia, el Gobierno anunciaba más beneficios a las grandes patronales del agronegocio para aumentar las exportaciones, conseguir dólares y pagar la deuda fraudulenta. Se trata de recetas que sólo traerán más pobreza y miseria». «El nuevo gabinete refleja un intento de superar la crisis refugiándose en el peronismo más rancio, un giro conservador del Gobierno. No es un giro para beneficiar a las y los trabajadores oyendo el resultado de las urnas, sino para mantener buenas relaciones con los factores de poder y para mantener la gobernabilidad, esto es: evitar perder poder de cara a la elección de noviembre y para tratar que el descontento que se expresó en las urnas no llegue a las calles», añadió.

Por último, destacó que «vamos a desarrollar esta campaña señalando la necesidad de que haya diputados y diputadas de izquierda, una bancada de la izquierda en el Congreso para enfrentar lo que se viene, para enfrentar el pacto con el FMI y para pelear por un conjunto de salidas favorables al pueblo trabajador. Además, vamos a insistir con nuestro planteo de la necesidad de reducir la jornada laboral a 6 horas, sin afectar el salario, con un mínimo que cubra la canasta familiar. Para repartir el trabajo entre ocupados y desocupados, frente a un planteo que la gran patronal y distintos candidatos están enarbolando, que es una reforma laboral que recorte derechos a los que por ahora los mantienen. Sólo la izquierda se va a plantar en defensa de la agenda de las y los trabajadores, las mujeres y disidencias y la juventud».