El intendente Quilmes Martiniano Molina anunció en Villa Luján la puesta en marcha de las intervenciones que se realizarán en Quilmes por la Red AMBA, el mayor programa de salud de la provincia de Buenos Aires, que en el distrito contará con 29 Centros de Atención Primaria de Salud (CAPS) y ofrecerá cobertura a más de 320 mil ve-cinos.Junto con el CAPS de Villa Luján, la primera etapa de intervenciones contempla tareas en los centros de Cañada Gaete y Alicia Franco, en Bernal Oeste; y 2 de Abril y Arturo Illia, en Ezpeleta.
“El nuevo sistema de salud es una realidad que llegó para quedarse”, aseguró el intendente Molina. Luego, enfatizó: “Gobernar es cuidar y este ambicioso plan de mejoramiento de la salud pública es un gran ejemplo de eso”.
“Los centros de salud de los barrios son la primera ventanilla de atención a la que recurren los vecinos -continuó el jefe comunal-, por eso el foco está puesto en brindar mejores condiciones en estos espacios para garantizar la salud para todos”.
Y agregó: “Durante años hemos sufrido el deterioro del sistema, la política miró para otro lado, pero esto no puede ocurrir nunca más, por eso nosotros asumimos el compromiso de cambiar esa realidad”.
En Quilmes, la Red AMBA desembarca con una inversión de 315 millones de pesos para la construcción de siete nuevos CAPS y la renovación de otros 22. Estiman que el plan beneficiará a unos 320 mil quilmeños.
Con la presencia de los 29 CAPS en el distrito, esta red de atención garantizará que haya un centro de atención primaria a no más de 15 minutos de la casa de cada vecino, donde un equipo médico profe-sional interdisciplinario contará con el equipamiento necesario para asistir a quien lo requiera.
Además, se estipulan mejoras en el modelo de gestión y atención a los pacientes, con la suma de mayor cantidad de profesionales. También habrá una evolución en el manejo de los sistemas de información, con la incorporación de la historia clínica electrónica.
Las autoridades sanitarias locales informaron que se diagramó un plan de contingencia con el fin de garantizar la atención a la co-munidad mientras se ejecuten las obras. En los centros en los que se realicen tareas de refacción parciales, siempre quedarán dis-ponibles consultorios para la atención. Por su parte, en los que las reformas involucren toda la estructura edilicia, se dispondrán tráilers con módulos de consultorios y baños para que la gente pueda acceder al servicio sin interrupciones.
Con esto se busca consolidar el primer nivel de atención y las re-des de salud de la región, con el objetivo de fortalecer las salas barriales -capaces de resolver el 85% de las consultas más frecuentes- y, así, dejar a los hospitales más aliviados para que puedan dar respuesta oportuna a los casos de urgencia o de alta complejidad.