Al momento se desconoce el origen de los restos òseos -presumiblemente humanos- encontrados durante una remoción de suelo por la obra que se ejecuta en el Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes. Caso que es investigado por la Justicia, la que solicitó al Equipo Argentino de Antropologìa Forense (EAAF) el análisis de los huesos para determinar si están relacionados con la etapa oscura que vivió la Argentina en la última dictadura militar.

El descubrimiento se produjo en la zona donde funcionaba la ex capilla del Hospital. Situación que trajo instantáneamente al recuerdo que el nosocomio fue sede en la dictadura militar de partos ilegales, desaparición de bebés, y se presupone que funcionó como “posta sanitaria” de las Fuerzas Armadas de toda la Región.

Por las numerosas denuncias que fueron investigadas por la CONADEP, fuentes cercanas a Agencia Suburbana confirmaron que “está interviniendo el EAAF, hasta que no sean analizados, no sabremos”.

Ante el descubrimiento de los restos óseos, la Justicia ordenó paralizar los trabajos. Ahora, solo resta conocer los resultados de la EAAF.

En tanto, desde el Ministerio de Salud de la Provincia se comunicó: "Se informa que el día 20 de Octubre la Dirección del Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes tomó conocimiento del hallazgo de restos óseos en uno de los patio internos, en el marco de las obras que se están llevando adelante para la puesta en valor de la infraestructura hospitalaria.

Se procedió a preservar la zona. Se informó a la Subsecretaría de Derechos Humanos provincial y se hizo la correspondiente denuncia ante la fiscalía N° 6 del Departamento Judicial Quilmes que la caratuló como “averiguación de cáusales de muerte”."