Así lo afirmó el intendente Ferraresi durante la apertura de la fábrica de calzado que se organizó en la ciudad. Industria que funciona como cooperativa y que es coordinada por el movimiento social Barrios de Pie. La Comuna comprará calzado para ser entregado a través del programa De Punta en Blanco.

Trabajadores se organizaron ante la crisis del mercado laboral y crearon un emprendimiento productivo, coordinados por el movimiento social Barrios de Pie. Así generaron trabajo genuino para vecinos de la ciudad. El municipio apoyó la iniciativa adquiriendo calzado para sus programas y políticas sociales.

Durante la inauguración, el intendente Jorge Ferraresi participó de la apertura de Calzados del Sud. “Estos proyectos surgidos desde la solidaridad y que ponen nuevamente al trabajo como un ordenador social que dignifica”.
A su vez, el jefe comunal remarcó el compromiso de acompañar la propuesta, adquiriendo 3000 pares de zapatillas para el programa De Punta en Blanco, reciente implementado.

“El Estado debe estar presente, acompañando estas propuestas que generan trabajo para nuestra gente”, concluyò Ferraresi.

En tanto, el coordinador General de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, destacó que resulta fundamental “la organización y la unidad de todos los movimientos sociales desde la cultura del trabajo, para afrontar y encontrar una salida a la crisis que provoca este modelo”.

En el acto estuvieron presentes la diputada nacional por Unidad Ciudadana, Magdalena Sierra, el titular del Concejo Deliberante, Hugo Barrueco, los concejales Ramón Leiva y José Alessi (MC), además del referente de Libres del Sur Avellaneda, Leonardo Urrejola, trabajadores, familiares y vecinos de la zona.