ARBA lleva detectados más de 3.400 evasores en countries de la Provincia. Cifras millonarias que se ocultaron detrás de los lujosos cercos, transformándose en guetos de evasión fiscal distribuidos en diversos puntos de la Provincia.
De acuerdo a datos presentados por la gestión que lleva adelante la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA) que dirige Cristian Girard, la entidad fiscalizó 291 barrios cerrados, donde detectó evasión, en metros cuadrados no declarados, equivalentes a 36 mil casas Procrear.
Al momento, ARBA fiscalizó 291 countries bonaerense en 39 ciudades diferentes y detectó 2.155.611 metros cuadrados que no habían sido declarados. Espacios correspondientes a ampliacio-nes de 3.423 lujosas casas y hasta enormes piletas sin declarar.
Según cifras oficiales, más de dos millones de me-tros cuadrados que las 3.423 casas no declararon son el equivalente a 36 mil casas de 60 metros cua-drados como las que ofrece el programa PROCREAR. En términos económicos, la Provincia recaudó 286.600.000 de pesos de impuesto inmobiliario de esos inmuebles.
Top five
Los cinco distritos con mayor crecimiento de barrios privados y en los que ARBA hizo especial hincapié son Pilar, Escobar, Tigre, Berazategui y Moreno.
Datos de la agencia de recaudación afirman que en Pilar encontraron que no se habían declarado 587.421 metros cuadrados, es decir, 70.200.000 de pesos en concepto de impuesto inmobiliario.
En Escobar había 364.329 metros cuadrados que no se habían informado. Representan 85.300.000 de pesos en impuesto inmobiliario.
En Tigre había 301.204 metros cuadrados, el equivalente de 35.500.000 de pesos.
En Berazategui registraron 139.911 metros cuadrados, por lo que ARBA recaudó 26.100.000 de pesos.
En Moreno registraron 75.849 metros cuadrados, lo que significaron 5.300.000 de pesos en concepto de impuesto inmobiliario.
Tras destacar el trabajo que se realiza, Girard explicó que la Provincia de Buenos Aires debería haber trabajado de forma más rigurosa y controlar más de cerca con otras áreas gubernamentales como la Autoridad del Agua (ADA), Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) y el Ministerio de Gobierno.
Aclararon que este «no es un tema de la gente que vive en los countries, no es que no quieren pagar los impuestos, es un tema de los desarrolladores inmobiliarios», que “en lugar de subdividir las partidas inmobiliarias de los que ya están en el barrio y de esa manera poder escriturar y nosotros poder empezar a cobrar como country, sostienen la tipificación de la tierra como rural o como baldío».
Detalló que «son por lo menos 1.500 millones de pesos que dejamos de recaudar por la no tipificación del suelo como tierra de country», y aclaró que «no es una evasión que nosotros podamos reclamar hacia atrás» por lo que «no será retroactivo».
«Necesitamos urgentemente que empiecen a pagar como country y que para eso se regularicen», concluyó el funcionario Girard.