En el palacio municipal, el intendente Jorge Ferraresi se reunió durante los últimos días con vecinos de Wilde, Villa Domínico, Sarandí y Avellaneda Centro para dialogar acerca del nuevo plan de seguridad que implementa la comuna y escuchar de primera mano las realidades de cada barrio.
“Para fortalecer las medidas de seguridad necesitamos de la participación de la ciudadanía”, detallò el mandatario comunal durante el encuentro.
El nuevo Plan Integral de Seguridad del municipio contiene una inversión entre 2018 y 2019 de 622.262.856 pesos, que incluyen la instalación de 3.150 alarmas para activar desde una aplicación de celular, 70 nuevos patrulleros, 200 cámaras con 60 empleados que se sumarán al centro de monitoreo, corredores seguros para los niños y niñas que asisten a las escuelas y 350 cuidadores ciudadanos que permanecerán en las calles de todos los barrios en la proximidad con los vecinos.
Por su parte, desde la Comuna se informó que las reuniones continuarán en los próximos días con vecinos de otros puntos del partido.