Los ex directivos argentinos de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), José Luis Meiszner y Eduardo Deluca, fueron suspendidos hoy de “por vida” ante los hechos de corrupción en el FIFA Gate, según informó la Comisión de Ética del ente internacional.
La FIFA anunció que se los encontró culpables de soborno y de violar el Código Ético a ambos y al peruano Manuel Burga dentro de la concesión de los derechos de televisión y mercadotecnia de torneos de la Conmebol (Deluca) y de la Conmebol y la Concacaf (Meiszner y Burga) entre 2004 y 2012, así como en 2012 y 2015.
La transgresión se produjo en el artículo 27, en el que se establece el cohecho, y como consecuencia quedarán inhabilitados para participar en actividades relacionadas con el fútbol (administrativas, deportivas o de otra índole), tanto en el ámbito nacional como en el internacional.
Las sanciones fueron notificadas este martes y cada uno de ellos tendrá que pagar una multa de un millón de francos suizos (60 millones de pesos argentinos), según consignó la agencia EFE.
Deluca, ex secretario general de la Conmebol, y luego veedor en la FIFA, fue un hombre fuerte durante la presidencia en AFA y vicepresidencia de la FIFA del difunto Julio Humberto Grondona, que falleció en 2014.
Además, en marzo de este año se le confirmó un embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma de $ 6.000.000, que sancionó en su momento el juez Marcelo Martínez de Giorgi.
Por su lado, José Luis Meiszner también fue secretario general de la Conmebol y de la Asociación del Fútbol Argentino, y en Argentina ocupó la presidencia de Quilmes durante 29 años.
Finalmente, Manuel Burga integró el comité ejecutivo de la Conmebol, presidente de la Federación Peruana de Fútbol y miembro de una comisión permanente de la FIFA.