El tema es viejo pero sigue siendo recurrente. En numerosos barrios populares de Florencio Varela, el suministro de agua va por un caño que circula en medio de las zanas con agua servida

 

El tema es reiterado, pero sigue siendo recurrente. En numerosos barrios populares de Florencio Varela, el suministro de agua va por un caño finito que circula en medio de las zanas con agua servida.

La distribución de agua potable siempre estuvo a cargo de la comuna hasta hace unos cinco años, pero al hacerse cargo la concesión de AySa desde ese lapso, las cosas siguen casi de igual manera, ya que revertirlo llevarìa muchísimo tiempo debido al estado de abandono de los distintos gobiernos municipales en brindarle este servicio al vecino. Cabe mencionar que la sociedad Julio Pereyra-Andrès Watson, sobre todo el primero, manejan a piaccere los destinos varelenses desde hace dècadas, asumiendo la primera vez como Intendente hace 31 años, en 191.

Este medio buscó contactarse con algún funcionario de la Municipalidad, pero el resultado fue cero. Un director de menor rango sòlo le  atinò a decir a El Suburbano que «esta insuficiencia se fortalece con camiones cisternas», pero los vecinos hace meses que no ven pasar unoi.

En el Barrio Lujan de Varela, por ejemplo, no existe el agua de red ni el sistema de cloacas. Sus calles de tierra están delimitadas por zanjas a cielo abierto repletas de agua podrida, basura y todo tipo de larvas. Todas las casas están conectadas a una red de mangueras que salen de un pozo municipal y que debería proveerles agua. Estas mangueras, en algunos tramos, circulan por el interior de las zanjas. De allí deben tomarlas los vecinos y «pincharlas» para generar la conexión domiciliaria.

Maximiliano Bondarenko, edil opositor, realizó hace horas un video donde muestra la caótica situación del agua en Varela, y todo lo que ello implica en materia santaria.