En la sesión especial de este jueves, la diputada nacional Mónica Frade (Coalición Cívica Ari en JxC) planteó una cuestión de privilegio para hablar sobre el viaje que realizó junto a los diputados Nacionales Waldo Wolff (Pro) y Sebastián Salvador (UCR) a Formosa. Comenzó contando que no era su intención viajar sin compañeros de la banca oficialista: “los diputados que fuimos a Formosa no queríamos ir solos, porque no era una aventura electoralista, queríamos verificar si lo que se venía diciendo en los medios era cierto o no. Quienes dirigen la comisión de Derechos Humanos fueron invitados pero no respondieron”.
Ya sobre su travesía, dijo que “Gildo Insfrán tiene un sistema a través del cual no solo ha sometido a los formoseños a la pobreza sino que también ahora los somete al terror. Hicieron creer a la gente que un hisopado es sinónimo de detención. Hoy hay 1200 detenidos ilegales que ellos llaman ‘aislados’.”
Tras decir esto, invitó a los legisladores a visitar la provincia: “Me vine con un dolor en el cuerpo y en el alma. Le voy a hablar a los jóvenes de esta cámara, que tienen puesta la camiseta de los Derechos Humanos; quiero que despertemos y acompañemos a Formosa”.
Sobre el gobierno de la provincia y su legitimidad, dijo la diputada: “Que Insfrán gane las siguientes elecciones no significa que no sea un dictador, porque lo es… viola y suprime derechos humanos. Hay un montón de Ursulas en Formosa. Por esto es que este interbloque va a seguir viajando a las provincias porque vamos a seguir estando al lado de los que sufren y de todos aquellos a los que les están privando los derechos”.
Por último, Frade hizo mención al trabajo del Secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla: “El 14 de abril Horacio Pietragalla hizo una presentación como Amicus Curiae defendiendo a Milagros Sala y Amado Boudou, diciendo que su cautiverio era tortuoso y ahora va a Formosa y no ve nada. Pietragalla es un infame encubridor que tiene que renunciar ya.”