Lejos de quedarse encerrado en la depre que le generó que no haya salido en el Concejo su prometido Juzgado de Faltas, el edil Gastón Fragueiro, optó por salir y refrescar su mente…. y cuerpo. Salió en barco desde el Náutico y a unos metros de la costa se arrojó al río con dos salvavidas. Quizás tenía que haber tomado en el recinto aquel día que le dijeron no a su apetencia política igual precaución. Desde la cubierta quisieron dejar reflejado ese momento para siempre.