Ante la denuncia de presos alojados en la Comisaría Cuarta de Solano por un caso de Covid de uno de los detenidos, reclaman por testeos masivos a todos los alojados y solicitan la intervención de funcionarios de Derechos Humanos.

Fuentes cercanas a este medio explicaron que el “ambiente está caldeado”, ya que muchos de ellos temen contagiarse de coronavirus ante la aparición de un caso positivo en uno de los detenidos, y los efectivos policiales hacen caso omiso a las solicitudes.

El hecho se sumaría a las requisas que estarían padeciendo, lo que generaría malestar ante la prohibición del ingreso de cítricos y otros alimentos que les acercaría las familias.

Ante esta situación, abogados defensores solicitaría la intervención de DDHH al Juzgado pertinente.

Destacar que varios de los detenidos participaron del Motín de la Unidad 23 de Florencio Varela.