El enojo es tal que comenzó a trascender por fuera del bloque. Aseguran que los concejales de Juntos por el Cambio están bastante molestos. Señalan que no se habrían respetado “los cupos acordados” y marcan la lentitud en el tratamiento de expedientes puntuales. Hechos que vendrían  generando las advertencias de que “si la situación no cambia, juntamos los 13” para remover las autoridades parlamentarias. Habrá que ver si finalmente el agua llega al río…