Fuentes consultadas por El Suburbano mostraron su preocupación ante la agudización de la re-cesión que genera el despido de trabajadores. Situación que podría agravarse en las próximas horas, principalmente en la Región.
Las fuent indican que en varias seccionales de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) se agudizarían los despidos a pesar de la cláusula que establece que las empresas deben avisar, con diez días de anticipación, al Ministerio de Trabajo para que reciba ayuda del Estado.
Iniciativa establecida por el ministro Dante Sica, y que al momento es poco escuchada por los empresarios.
Tan solo unas horas atrás, trabajadores de la empresa Metalur (ver aparte) fueron despedidos, y actualmente las instalaciones de la empresa, fueron tomadas pacíficamente ante el cierre de la PyME que funciona en el Parque Industrial Viejo Bueno de Bernal Oeste.
Otra empresa quilmeña que bajó las persianas es JW Engranajes. PyME ubicada sobre 12 de Octubre que dejó en la calle a unos 20 trabajadores. Y las fuentes afirman que por estas horas, otros 60 puestos de trabajo están en riesgo.
Algo parecido sucede en la emblemática empresa avellanedense SIAM, donde trabajadores fueron despedidos y reclaman su reincorporación en la puerta de la industria (ver en sección Avellaneda).
En estos momentos se viven horas decisivas en toda la zona sur. Y las diversas seccionales se encuentran en estado de alerta. Una situación compleja que comienza a ser preocupante en la Región.

 

Metalur vaciada
A una semana de haber informado el cierre de la firma Metalur, sus instalaciones se encuentran tomadas por los trabajadores. Mientras que la reunión entre delegados y empresarios se pasó para el 24 de noviembre. El vaciamiento de la empresa fue denunciado ante el Ministerio de Trabajo de la Provincia, por el incumplimiento del convenio colectivo de trabajo 260/75, que agrupa a las actividades metalúrgicas.
Rodolfo Eugenio Reischer, el gerente de Latyn S.A., tomó la decisión de cerrar el lugar y dejar a 18 trabajadores sin empleo. A los empleados se los quiso indemnizar con 40 mil pesos, monto que no llega al 50% del real.