Tras varias reuniones vecinales, el intendente de Quilmes, Martiniano Molina, solicitó a la Comisión Nacional de Regulación del Transporte la reapertura del paso peatonal José Ingenieros de Don Bosco.
Por carta, Molina le reclamó al director ejecutivo Pablo Castano la apertura del cruce que fue cerrado por las autoridades ferroviarias, y que tantas dificultades le genera a los vecinos de Don Bosco que se encuentran aislados entre el Este y el Oeste por no tener forma de cruzar.
En su misiva, el jefe comunal resalta que los vecinos deben trasladarse entre 400 y 600 metros para poder dirigirse de un lado al otro de las vías del ferrocarril. También se destaca que el paso peatonal bajo nivel ubicado en la estación está cerrado por reformas.
Tras la firma de la carta, la concejal macrista Mirian Pucheta y el coordinador General de Gobierno, Diego Buffone, les transmitieron a los vecinos la decisión adoptada por el Intendente.