En Juntos, por estas horas hay dos dirigentes quilmeños que volvieron al diálogo de trabajo más fluido, Guillermo Galetto y Fernando Pérez, que en la mañana de este martes volvieron a reunirse a solas y a la vista de todos en un conocido bar céntrico frente a Plaza Conesa.

A Galetto, mano derecha del ex Intendente, se lo notaba exultante. Sus más allegados cuentan que se debe a que en cada circuito que tuvo a su cargo, Juntos obtuvo más del 50 % de los votos. Pérez, con una buena elección local que arañó el 29% de la interna (28.86%), y donde buscan poder meter el segundo de su lista en un lugar expectante, “entre los primeros seis”, dicen. Incluso en el molinismo quieren que el “Gordo”, por el radical Oscar Garcìa, tenga su lugar. “Cuantas màs agrupaciones sumemos, mejor”, se le escuchó decir a Galetto en una reuniòn. Pero hoy, si nos guíamos por el acuerdo de la alianza previo a las elecciones, sólo la expectatva està centrada en Perez en el quinto lugar, y a más de un punto de llegar al 30%, donde serìa 3 y 6, cuando resta casi nada para el 100% de los votos contados.

Lo cierto es que eso no dependerá de lo local. La negociaciones y las peleas arriba recièn han comenzado. Resta una reuniòn clave entre el propio Diego Santilli y Facundo Manes, para saber qué es lo que se baja a cada distrito, y como se proyecta eso en las boletas locales definitivas.

La rosca y las reuniones han comenzado. Por ahora sin nada definitivo, más que la contundencia  la claridad de los números…