Finalizada la aprobación de cuentas 2017, el presidente del bloque de concejales de Unidad Ciudadana, Angel García, explicó el por qué de la no aprobación de su bloque de las cuentas del intendente Martiniano Molina.
“Eran más de 1500 fojas y no tuvimos la información en tiempo y forma”. Sobre la lista de proveedores entregada para obtener más detalles “solamente nos contestaron con el rubro a qué se dedican y lo que buscábamos era la información que recién este lunes dio la concejal (Raquel) Coldani en forma verbal, sin mostrar un sólo papel”.
“Vemos que hay enorme cantidad de proveedores que no son de Quilmes, que no se defiende a la industria y el comercio local” como una empresa de turismo de Avellaneda que “facturó 4 millones de pesos”, o la firma Bogado, de Varela, que “facturó más de la mitad de las obras que se hicieron con el Fondo Educativo por una suma de más de 13 millones de pesos”.
“Acá, en esta gestión, falta transparencia”, enfatizó el legislador kirchnerista.