Imagen allanamiento a empresa quilmeña CoMarfil SA.

Imagen allanamiento a empresa quilmeña CoMarfil SA.

COMARFIL, una empresa quilmeña acusada del robo de caños de la construcción del Gasoducto NEA

El fiscal General de Salta, Eduardo Villalba, y sus pares de las sedes descentralizadas de Orán, José Luis Bruno; y Tartagal, Marcos Romero, formalizaron y ampliaron las imputaciones a los nuevos acusados por el robo de caños del Gasoducto NEA.

Bajo la dirección del juez federal de Garantías de Orán, Gustavo Montoya, Villalba le formalizó la imputación al empresario Matías Rossi, presidente de la empresa CoMarfil SA de Quilmes, en la provincia de Buenos Aires.

Segùn se informó, Villalba le endilgó a Rossi los delitos de “robo agravado y fraude a la administración pública” por su presunta participación en la sustracción de, al menos, 52 caños del gasoducto, que fueron secuestrados de instalaciones de su empresa, a la que habrían llegado mediante maniobras y la utilización de documentación ilícita.

Recordar que la investigación inicia tras la denuncia al intendente de la localidad salteña de Aguaray, Jorge Prado; su secretario de Hacienda, por haber habilitado vìa resolución municipal la extracción ilegal de caños de la obra del Gasoducto del NEA. Un robo millonario de 35 kilómetros de caños, de la obra de infraestructura proyectada en 2003 para llevar gas importado desde Bolivia, a través de Salta, a cuatro provincias que aún dependen de garrafas y que nunca llegó a cumplirse en su totalidad.