Tal como adelantáramos, en la Agencia de Fiscalización ya hay quienes ven con recelo y cierta desconfianza a un histórico “gestor” que tiene la comunidad china en el distrito, quien le realiza todo tipo de trámites, mu-chos de ellos comerciales, aunque también otros mandados. Lo cierto es que a Leandro Piccione pa-recen ya haberle picado el boleto.