Este viernes 7 a las 10 horas, dueños y empleados de gimnasios, clubes y canchas de fútbol cortarán algunos carriles de la Autopista Buenos AIres-La Plata a la altura de Quilmes. 

Igual manifestación ocurrió hace 48 horas en Berazategui, cuando más de 500 personas se hicieron presentes «con el objetivo de hacer visible la problemática» que los viene golpeando desde que inicio la pandemia. Se trata de las restricciones que impuso el gobierno a gimnasios, natatorios, canchas de futbol, complejos deportivos, danza, yoga, pilates y todo lo vinculado a la actividad física.

En el 2020 los mantuvo cerrados durante 8 meses, y tras el reinicio de actividades con protocolos, a los seis meses vuelven a ser víctimas de nuevas restricciones donde por ejemplo en el caso de los gimnasios han cerrado definitivamente más de 1200 establecimientos.

El reclamo a nivel regional (Berazategui, Quilmes y Florencio Varela) solicita a las autoridades que revean las medidas, para poder volver a trabajar con las medidas sanitarias vigentes, las cuales han sido exitosas al reportarse un bajo índice de contagios. “Las restricciones no nos permiten trabajar, sin embargo los alquileres, impuestos, servicios, seguros y sueldo siguen corriendo al 100%, la situación es realmente desesperante ante la incertidumbre de no saber que pasara a futuro” declara Alejandra, miembro de Gimnasios Unidos de Berazategui.