Padres del Jardín de Infantes del Sindicato de Luz y Fuerza Quilmes reclamaron a las autoridades por el abuso denunciado en sede policial que habría ocurrido en el establecimiento por parte de un profesor de música.

En principio se manifestaron en la puerta del establecimiento educativo ubicado en Mitre casi Brandsen del Quilmes Centro, y tras ingresar a la sede gremial para exigir a las autoridades una explicación, los padres denunciaban que fueron más de un caso en los que el docente señalado habría besado y manoseado a los niños.

“A mi nieto lo llevaron a un perito forense. Y estoy acá para exigir Justicia. Los chicos eran maltratados no solo psicológicamente. La Directora no dio la cara. Queremos que nos den una respuesta y que den la cara”, explicó Mónica, abuela de uno de los abusados en declaraciones periodísticas.

El caso es investigado por la UFI 8 de Quilmes, a cargo del fiscal Alejandro Ruggieri.