Hay policías desafectados y un presunto asesino fugado de la sede policial Primero alguien le abrió la puerta a un peligroso asesino para que escape del calabozo en el que estaba alojado. Ahora, dos policías fueron desafectados de la fuerza por golpear salvajemente a un joven en la IAPI cuando ya estaba reducido y no ofrecía resistencia. Ambos hechos son coincidentes en un mismo lugar: Comisaría Séptima de Bernal Oeste, una de las seccionales más poderosas de la zona sur.

Ante estos hechos, hay una pregunta que hasta ahora muy pocos, o mejor dicho nadie, sabe responder. ¿Qué pasa puertas adentro y cuál es el grado de responsabilidad del titular de la Comisaría Séptima, subcomisario Gustavo Esquivel?

Lo cierto es que, en los últimos días, la División de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense llegó en dos oportunidades a Bernal Oeste: La primera, -tal como adelantó El Suburbano- apenas se produjo la fuga de Emanuel Caffieri de la Comisaría Séptima, quien es imputado como el autor material del asesinato de Claudio Larraz ocurrido días atrás en el barrio IAPI, entre otros antecedentes.

Ahora, la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad provincial desafectó a dos oficiales que prestan servicio en esta conflictiva seccional tras ser filmados golpeando salvajemente a un joven aprehendido que no se resistió ni intentó escaparse, tal como circuló la información, primero en las redes sociales, y luego en los cana-les de televisión.

La desafectación de ambos uniformadosde la Séptima se produjo porque lo que marca el protocolo policial “es detenerlos y trasladarlos a la sede policial correspondiente”, y no agredirlo salvajemente como muestra el video, con el agravante de que la víctima es menor de edad.

Según precisaron desde la Fuerza, tras la sustracción del rodado “se dispuso un rastrillaje que permitió interceptar al auto con los delincuentes a bordo, de 16 y 17 años, quienes luego de resistirse a la labor policial, fueron reducidos por la fuerza provocando roturas en la luneta del auto”.

“El menor de 16 años fue restituido a los padres mientras que el otro se encuentra detenido a disposición del Fuero del Menor de La Plata”, agregó el informe. Otro hecho de gravedad es la investigación de Asuntos Internos sobre el personal de la sospechada Comisaría Séptima de Bernal Oeste por la fuga de Emanuel Caffieri, quien es imputado como el autor material del asesinato de Claudio Larraz ocurrido días atrás en el barrio IAPI de Quilmes.

Asuntos Internos quiere saber qué sucedió para que Caffieri se fugue, y si alguien fue el responsable de abrir las puertas de la Comisaría para que el aprehendido pueda salir como pancho por su casa. Por el hecho hay hermetismo, pero las fuentes consultadas dejaron trascender que la familia del presunto asesino de Larraz tiene fuertes vínculos con la Policía.

Algo que deberá ser confirmado en la investigación. Mientras tanto, la comunidad está aterrada por las venganzas que puedan suceder ante la impunidad con la que se manejaría el entorno de Caffieri.

Muchas denuncias de una misma Comisaría. Situación por la cual habría que pensar en castigar a los culpables y remover a su responsable, por Peligroso delincuente prófugo acción u omisión.