La propuesta de mejora continua, el plan de mantenimiento y las iniciativas por el cuidado del ambiente; incluyeron este año una nueva etapa de mitigación de las descargas de efluentes industriales que genera la Planta Elaboradora de alimentos con las tareas de limpieza de la cocina.

El objetivo de la mejora en el tratamiento de los residuos generados fue lograr que “el vuelco a cloaca” se encuentre por debajo de los parámetros permitidos, colaborando con la planta de tratamiento del/los municipios que recibe todos los efluentes del barrio.

Los resultados obtenidos en el último mes a partir de la nueva obra, demostraron que el tratamiento físico químico redujo en un 45% el abatimiento de coloides y una reducción del 79% para la materia grasa. De esta forma, facilitamos el tratamiento biológico que prepara los residuos para la disposición final (al reducir la carga de coloides y grasas) y y pudimos disminuir el volumen de disposición entre 10 y 20 veces.

Además,reforzamos la fosa de hormigón para la carga orgánica.

El proyecto fue llevado a cabo por el equipo de Elevare, la unidad de soluciones de Construcción de Grupo L y una consultora especializada en este tipo de proyectos de mejora.

www.grupolargentina.com