La hermana de Salvador Altamura, el abogado desaparecido, rompe el silencio

  Lilia Marta Altamura es la única hermana de Salvador, el abogado desaparecido hace casi dos meses en Quilmes y del que aún no se tie-nen noticias. La “Tana”, como le dicen sus amigos y conocidos, es quien más conoce a Salvador y decidió romper el silencio con El Su-burbano y contar datos inéditos de lo que pasó y lo que ella cree de esta situación.

 – ¿Qué es lo primero que intuís sobre lo que le paso a tu hermano?

– Lo primero que pienso es que fue un error, viendo las cosas a la distancia en estos dos meses, lo que veo es que fue un error. Acá se habla de que se llevaron mucho dinero pero no sé qué cantidad, lo que sí sé es que no encontraron el que esperaban, acá vinieron con un dato de una caja, que cualquiera puede pensar que era una caja fuerte y no es así, es una cajita como la que puede tener cualquiera en su casa escondida con unos ahorros.

La persona que entra en el departamento, tarda en irse, ¿por qué?, porque cuando no encuentra la cantidad de dinero que esperaba, llama a quien tiene a mi hermano, lo presiona para que le diga donde había más, y mi hermano le dice que no hay más Y para mí en ese momento lo matan, no sólo porque no quiere cooperar, sino porque de esta manera quienes lo tuvieran tenían tiempo de hacerlo desaparecer antes de que se realice la denuncia de su desaparición con toda comodidad.

 

–  ¿Cómo era Salvador?

– Salvador era trabajador, él trabajaba desde los 13 años, él se ocupó de hacer de su vida lo necesario para poder llevar una vida tranquila cuando fuera grande, no como papá que hoy tiene 74 años y sigue trabajando como cualquiera de nosotros.

Era familiero, siempre en todas las reuniones familiares estaba, y últimamente venía a la casa de mi Nona de 99 años a hacerle tallarines caseros, y con mi sobrina era todo el papá que podía ser, siempre presente y orgulloso de ella, se la ha llevado de viaje con él muchas veces, y cuando iba a las carreras la llevaba con él también. Conmigo, siempre fuimos “perro y gato”, pero nunca podia pasarle nada malo al otro.

 

– ¿Como crees que viene actuando hasta acá la justicia?

– Lento, creo que el sistema es muy lento, no estoy en desacuerdo con todo lo que se hizo, estoy en desacuerdo con el tiempo que tardan las cosas, trámites, diligencias, burocracia, entiendo todo tarda una eternidad, y eso juega a favor del detenido. Hace 12 días hay un detenido y todavía no está la extracción de su celular, una locura! Necesitamos eso para saber, quienes lo ayudaron y quienes son sus cómplices, tanto en la fuga como en el secuestro de mi hermano.

 

– ¿Lo conoces al único detenido? ¿de dónde y quién es? ¿crees que tiene que ver con la desaparición de tu hermano? ¿por qué? ¿hay más personas involucradas ?

– Si conozco al detenido desde mas 30 años, lo conozco del barrio, él vivía a 3 cuadras de la casa de mis padres. Era un chico del barrio, pero siempre tuvo algo raro, ¿qué? No lo sé. Nos saludabamos cuando éramos adolescentes como lo hacía y lo hago hoy con cualquier vecino, porque en el barrio todos se conocen, al menos en mi barrio era así.

Si creo que tenga que ver con la desaparición de mi hermano, es el último que lo vio, se contradijo en sus declaraciones, dejó de tener contacto con nosotros, puso un abogado. Si yo no tengo nada que ver, no necesito un abogado. Se fugó, se abstuvo de declarar. Si yo no tengo nada que ver, reitero, hablo para aclarar y limpiar mi situación, ayudo a la causa, no la entorpezco. Si soy amigo, me preocupo por su familia y los ayudo. Creo que hay más gente involucrada, porque una sola persona nunca hubiera podido sólo con mi hermano. Además queda demostrado, porque en el momento que Darío es detenido, se suceden una serie de amenazas a periodistas y gente que nos acompaña desde el primer minuto con todo esto, inclusive antes, había habido una amenaza no a nosotros, pero se nota que hay personas que no quieren que se siga hablando del tema.

 

– ¿Tu hermano andaba en cosas turbias?, se habla de sociedades, viajes, y hay quienes no saben de que trabajaba…, ¿De qué vivía Salvador? ¿Conoces algunos de sus socios ? ¿La familia está dividida , por qué?

– Mi hermano no andaba en cosas turbias, los negocios los traía mi tío y Salvador trabajaba con él para darle un marco legal, de hecho hay una sociedad registrada, donde mi tío es el presidente y mi hermano el vice. Con respecto a los viajes, la mayoría de ellos eran por placer y cuando había alguna posibilidad de algún negocio, lo hacía. Hicieron muchos viajes juntos pero últimamente estaban teniendo discusiones, tanto acá como en los viajes y han llegado distanciarse. Mi hermano hace unos 2 años que quería separarse definitivamente de mi tío y esto traería consigo la pérdida no sólo un sobrino, sino de un socio para los negocios.

Salvador empezó a los 13 años vendiendo rollos de bolsas, como cualquier chico queria tener su plata, el tema es que él lo tomó muy enserio y logró armar una cartera de clientes, terminó la secundaria, y empezó a estudiar derecho, trabajaba durante toda la noche en un taller que había armado papá en el fondo de casa, dormía a la mañana, se levantaba a la tarde y se iba a la facultad, hizo contactos, se recibió y trabajó apenas recibido para Plusmar, él tenía esos ingresos y seguía trabajando con papá y tenía un porcentaje por la venta a sus clientes, además de los ahorros que iba teniendo por todo lo que venía trabajando; después papá se expandió, en el medio de eso, empezó a asesorar a mi tio en sus negocios, asi fue armando Salvador su negocio de bolsas: Después vio más resultados dentro de la fabricación y la venta de bolsas que como abogado exclusivamente, así ya decidió comprarle la empresa a unos clientes de él, la cual pagó con un adelanto y cuotas en la medida que fue trabajando. Asimismo para la rama que él había elegido tenía proveedores con los que pudo armar su negocio de importación de materia prima para su uso propio y para comercializar, de ahí es que él queda con contactos para la importación de cualquier producto. Unos años después crean una empresa con mi tío para la colocación de antenas de celulares y decide vender su empresa de bolsas, de esa venta queda con un capital importante el cual utilizó para invertir y continuar viviendo, se dedicó a un hobbie, a las motos y de ahí también es que surge esto de importar para todo el circuito de motos argentino, las gomas de competición y comercializadas, que fue el último negocio que emprendió. Sus socios, desde hace años son mi tío, en los papeles y no papeles.

La familia hoy está dividida, si, porque entendemos que acá hay gente que no quiere que se siga investigando lo de mi hermano para que no se descubran otra clase de negocios, que seguramente son turbios y de los cuales queda claro, mi hermano no quería participar, estaba cansado de poner legalidad a algo que ya no había manera de hacerlo, y además, acá hay algo muy importante y es que sólo 2 personas sabían donde estaba la famosa caja y la segunda llave, y esas personas son mi tío y Pamela, quienes hoy tienen una relación muy cercana y sería interesante se investigue también eso, porque acá se habla todo el tiempo de dinero, pero nadie se preocupa realmente de saber donde está mi hermano.

 

– ¿Cómo crees que termina esto?

– Termina con una justicia callada, con un Titi (Salvador) que nunca va a aparecer, porque lo único que importa acá es la plata, la que se llevaron, la que no se llevaron, la que pensaron que había y no estaba.

Y nosotros, después de haber dado y hecho todo lo que estaba a nuestro alcance, volviendo a vivir nuestras vidas con un gran vacío.