Así lo afirmó Juan José Mussi durante una recorrida por las obras que se realizan en escuelas. Refacciones que buscan mejorar la calidad de vida de los estudiantes. En meses, se inaugurará la primera aula para no videntes del distrito.

Dos son los establecimientos educativos que fueron visitados por el presidente del Concejo Deliberante Juan José Mussi. Recorrido que encabezó por las obras edilicias que se realizan en la EEE N° 503, del barrio Santa Carmen. Como la del Jardín de Infantes N° 942 del barrio 6 de Enero. Obras que se replican en distintas escuelas de las localidades de la ciudad. El listado de las refacciones. En la EEE 503 se realizó una nueva aula para alumnos disminuidos visuales, que actualmente deben trasladarse a Quilmes para tener clases. “Vinimos el año pasado y nos propusimos hacer el aula para no videntes y disminuidos visuales. En un par de meses se va a inaugurar, para que los chicos de Berazategui que tienen ese tipo de problema no tengan que ir a Quilmes y lo resuelvan acá. Esta escuela va a tener el primer salón para no videntes”, expresó el titular del HCD. El 12 de febrero comenzó la obra que contará con iluminación, ventilación, calefacción, aislantes y pisos apropiados. En el aula se dictarán materias extraprogramáticas como T.I.C, braile, orientación y movilidad. Sobre las tareas que se realizan, la directora del establecimiento, Fabiana Martínez, señaló que “ya está techado y las paredes revocadas. No teníamos un aula acondicionada para los niños y jóvenes que asisten a la institución, para que puedan aprender materias extras. Por eso es tan importante que cuenten con este espacio, que va a impactar fuertemente en la atención de los alumnos con ceguera y disminución visual”. “Estamos agradecidos a las autoridades que nos visitaron y que hicieron todo esto posible. Los chicos se acomodaban en la biblioteca o en el SUM (Salón de Usos Múltiples) para tener su clase en algún lugar, pero ahora van a contar con su propio espacio y esto es muy importante”, agregó la Directora. La institución, ubicada en 19 entre 102 y 104, cuenta con 250 estudiantes. Desde 2016, sumaron un servicio destinado a no videntes y disminuidos visuales, que cuenta con 31 chicos integrados. Y en el lugar, Mussi aprovechó para felicitar a Mónica Monzón, la primera y única cocinera que tuvo la Institución, que está a días de jubilarse. Se retira con 70 años de edad y 32 dedicados a ese trabajo. “Fue muy emocionante, una sorpresa que no esperaba. Me dio mucha alegría poder compartir con todos los chicos y con el doctor Mussi. Desde el primer momento asumí un compromiso con los alumnos. Haber trabajado acá fue lo mejor”, comentó la homenajeada. Por su parte, Juan José Mussi destacó: “Qué bueno esto de que a la gente que hizo cosas por la comunidad se la reconozca. Le quiero proponer a la directora de la escuela que haga las gestiones para que un aula lleve el nombre de Mónica. Los nombres de los próceres están en todos lados, ahora hay que rendirles homenaje a los héroes chiquitos, esos héroes casi anónimos que están en las escuelas e instituciones, que trabajan y luchan por la gente”. En tanto, se realizó una nueva jornada de pintura, esta vez se realizó en el Jardín de Infantes N° 942, del barrio 6 de Enero. Actividad de la que participó Mussi acompañado de funcionarios municipales. “Hoy se hace presente la comunidad educativa para embellecer esta institución con los colores de la Ciudad, porque por una disposición del Consejo Escolar, y que se apoyada en el Concejo Deliberante, pintamos todos los establecimientos educativos con los colores de la bandera de Berazategui”, explicó el presidente del Consejo Escolar, Héctor Peñalva. Por su parte, la directora de la institución, Marisa Diomede, destacó que “lo importante de la jornada es sentir que las familias responden a la hora de ayudar al Jardín. Hoy tenemos muchos padres dando una mano y eso nos pone muy contentas”. En tanto, Pedro Rivero, integrante de la cooperadora del Jardín, expresó: “Estamos muy agradecidos por la colaboración de los vecinos y del Municipio”, y recalcó: “Los padres nos acercamos para devolverles a las docentes el amor que les dan a nuestros hijos”. Más obras en escuelas La Municipalidad invierte para aumentar la infraestructura de calidad. Es por ello que realiza, a través del Fondo Educativo, una serie de importantes obras en establecimientos. Entre obras terminadas y en ejecución, en lo que va del 2018 se contabilizan 24 trabajos. Un caso relevante es el de la Escuela Primaria N° 37, del barrio San Martín. Allí se construyó un patio para actividades físicas y de esparcimiento. Por su parte, en la Escuela Primaria N° 7 de Gutiérrez (415 esquina 455) se hicieron refacciones de modulares, patio de juegos e iluminaciones; y trabajos de estructura, mampostería, aislaciones, cubiertas, revoques, cielorrasos, umbrales, carpintería y pintura. Además, se está terminando de construir un Salón de Usos Múltiples. En el caso de El Pato, se trabaja en la construcción de una vereda sobre la calle 633 entre 529 y 531, que beneficia al Jardín N° 941, a la Primaria N° 56 y a la Secundaria N° 46. Los trabajos contemplan 300 metros de vereda, y está previsto que culminen fines de abril. La particularidad de cada una de las obras mencionadas es que son beneficiosas para el conjunto de la sociedad.