Tras el comunicado de los diputados de la Nación que integran el bloque del Frente de Todos, la diputada nacional Mónica Litza no dudó en señalar que “El Congreso debe sancionar una nueva ley que establezca claramente que la presidencia del Consejo de la Magistratura se define mediante la elección de uno de sus miembros”.

Durante su explicación, Litza no dudó en explicar en la red social del pajarito que “si el constituyente hubiese querido que la presidencia de la Corte y del Consejo estuviesen en cabeza de la misma persona, el art. 114 lo habría dicho expresamente”. Párrafo aparte indicó: “El silencio implica que eso no debe ser así, ya que la regla de la Constitución es la no concentración de poder”.

“El Consejo de la Magistratura aparece en 1994 precisamente para limitar el poder de la Corte al quitarle la administración del presupuesto del poder judicial”, dijo en su hilo de Twitter.

Al finalizar afirmó: “El art. 114 de la CN determina expresamente quiénes componen el Consejo (legisladores, jueces, abogados, académicos) sin otorgarle la presidencia permanente a ninguno de ellos, y mucho menos, a un miembro particular del Poder Judicial que es a quien debe controlar”.