Fue en la madrugada de este sábado 28, cuando el conductor de un Chevrolet Corsa le erró a la entrada al Rio de Quilmes, y antes de ingresar por Otamendi, chocó de llenó contra una vereda de altura, con lesiones quien manejaba el vehículo -visiblemente ebrio según relataron testigos- prefirió atenderse en el Hospital de Wilde, y no en el Iriarte ubicado a pocas cuadras del accidente.