Avanza la investigación por el arrojo ilegal de residuos patológicos del nosocomio. La Justicia envió numerosos oficios a dependencias municipales, OPDS y Ministerio de Salud Bonaerrense. Los titulares del nosocomio investigados

La imputación judicial de los Directivos se produce luego que la Comuna de-nunciara a la Clínica del Niño por el arrojo ilegal de residuos patológicos. Acción que desarrolló tras detectar cómo un camión recolector de residuos municipal cargaba residuos sin tratamiento del nosocomio para que sean arrojados junto a los residuos domiciliarios.
La instrucción es subrogada por distintos fiscales del Departamento Judicial de Quilmes, quienes llevan adelante la investigación instruida a través de la pp13-00-019728-18/00. Investigación que el pasado 31 de julio notificó “a los Directivos del contenido de los artículos 60 y 162 del CPP respecto del delito previsto por la ley 24051 de Residuos Patológicos, haciéndole saber además que podrá presentarse dentro del quinto día de notificado en la sede de esta Fiscalía por escrito o en forma personal con la asistencia de un abogado de su confianza a fin de aclarar los hechos e indicar las pruebas que puedan serles útiles”.
Con esta disposición, la Justicia busca dilucidar cómo era la maquinaria puesta en funcionamiento que no trataba los residuos patológicos y buscaban ser ilegalmente desechados con los domiciliarios. Metodología que les ahorraría miles de pesos semanales, por la no contratación de una empresa idónea que realice el tratamiento específico que establece la ley.
Además, la Justicia le solicitó a la Agencia de Fiscalización y Control Comunal de la Municipalidad que remita copia certificada de las actuaciones respecto de la fiscalización del establecimiento de salud Clínica del Niño Quilmes, los días 17 y 24 de julio de 2018, y todo dato de interés.
Y libró un oficio al Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) y al Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, para que remitan copia de las actuaciones.
Hay que recordar que la investigación se origina cuando la Municipalidad montó un operativo en el que detectó que un camión recolector de residuos comunal cargaba los residuos patológicos de la Clínica del Niño para ser desechados ilegalmente con los residuos domiciliarios. Tras abrirse las bolsas en cuestión, en su interior se habían encontrado jeringas, gazas, guantes, inyectables, entre otros elementos contaminantes que no habían recibido el tratamiento correspondiente.
Por el hecho, la Municipalidad puso a disponibilidad a los empleados del servicio que recolectó los residuos patológicos.