Los trabajadores de «Incluir Salud» se despidieron del espacio que ocupaban en la sede de ATE Quilmes. Espacio que fue cedido en los momentos más críticos de la pandemia, para que pudieran dar atención a aquellas personas con discapacidad y en su mayoría con problemáticas sociales que pertenecen a esa obra social.

Después de más de 1 año, vuelven a su lugar de origen en el Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes.

Para nuestra organización fue un gran orgullo compartir el edificio con la talla de los trabajadores del «Incluir Salud «.