La intervención en Argentino de Quilmes era algo que tarde o temprano iba a suceder, luego de las innumerables irregularidades denunciadas hace tiempo y que El Suburbano casi en soledad fue mostrando desde sus inicios. Se supo que el mismo día de la intervención, el martes 29, no encontraron libros ni documentación respaldatoria de nada. «Hubo contratos informales de la colonia de vacaciones y pileta», dijeron.