El dirigente justicialista Joaquín de la Torre, un gran amagador político que pareciera estar buscando su espacio para luego poder negociar dentro de ‘Juntos por el Cambio’, recorrió en la mañana de este sábado Villa Luján, en Quilmes Este. La recorrida no fue inocente, se trató de un claro mensaje para dentro y afuera del espacio. La visita la realizó con el concejal de JxC Guillermo Galetto, mano derecha polìtica en lo distrital de Martiniano Molina, y el referente de la ‘Agrupación 14 de Agosto’, Lucas Araujo, donde visitaron a una familia y hablaron sobre las problemáticas del barrio.